“ROSALILLITA, UNA ESCALERA QUE BAJó LA CALIDAD DE VIDA”

 

"El gran blof...!, amenaza latente de destrucción"

"El gran blof...!, amenaza latente de destrucción" Fotografías: Alfonso Cardona S. "Vivíamos mas tranquilos, las familias no estaban peleadas, teníamos menos pero éramos mas felices""poblador, no quiso que su nombre apareciera.

 

“Daños provocados por la escalera náutica, en El Valle de los Cirios” 

Homero Aridjis
>La caída de la Escalera Náutica
>
>La llamada Escalera Náutica, un proyecto megalómano del Fondo Nacional de
>Fomento al Turismo (Fonatur), que busca convertir la península de Baja
>California y el Mar de Cortés en un centro de recreo para dueños de barcos
>de Estados Unidos, acaba de ser objeto de un estudio independiente de
>mercado por EDAW, una prestigiada empresa de análisis económico y de
>impacto ambiental en el mundo del turismo. El estudio (financiado por la
>Fundación Packard) demuestra rotundamente que Fonatur ha exagerado la
>demanda para espacios en marinas en Baja California y el Mar de Cortés por
>encima de un 600 por ciento. Mientras el estudio confiable pronostica que
>para el año 2014 pueden arribar 10 mil embarcaciones a la región, Fonatur
>predice el arribo de 61 mil. También concluye el estudio que para entonces
>sólo se necesitarán 5 mil 500 espacios, y no los 26 mil 500 espacios
>contemplados por Fonatur.
>
>La primera víctima de Fonatur ha sido Santa Rosalillita, donde para
>conseguir la roca para hacer una marina de 50 espacios se dinamitó el Cerro
>del Valle de San Andrés, destruyendo la mitad de este hábitat de plantas
>raras y dañando un humedal que es refugio de pájaros migratorios. Testigos
>me dijeron que los explosivos empleados en el proyecto se solían dejar a la
>intemperie, sin ninguna seguridad. Fonatur no puede asegurar que no haya
>sido robada parte de los explosivos y que no se encuentren ahora en manos
>de terroristas o de narcotraficantes de la región.
>
>Aunque la Semarnat y Fonatur prometieron no proceder con la construcción de
>una marina en Santa Rosalillita hasta que estuviera terminado y aprobado el
>estudio de impacto regional (que comprendiera la totalidad del área
>incluida en el proyecto), se sigue trabajando en una obra perversa y sin
>sentido alguno. La marina, situada en la costa de la Reserva de la Biosfera
>del Valle de los Cirios, se está haciendo exactamente allí donde el oleaje
>es más fuerte, y donde las aguas son de poca profundidad. El dragado, que
>ya ha causado una erosión severa en la playa de este pueblito de
>pescadores, de poco sirve, porque la arena vuelve a llenar la marina y se
>tendrá que dragar cada año, con un costo mayor al de su construcción. El
>proyecto es el hazmerreír de los pescadores, y hace patente la ignorancia
>total de Fonatur en cuanto a la construcción de marinas, demostrando que no
>debe permitírsele construir ninguna marina permanente en el alto Mar de
>Cortés ni por la costa pacífica de Baja California.
>
>Se ha procedido a pavimentar cuatro kilómetros del “puente terrestre” que
>Fonatur pretende construir entre Santa Rosalillita y Bahía de los Angeles,
>para que las embarcaciones sean remolcadas del Pacífico al Mar de Cortés.
>Si llegara a terminarse este canal de asfalto, que pasa por en medio de la
>Reserva de la Biosfera del Valle de los Cirios, mutilaría la península con
>un cinturón asfáltico de nula utilidad. La obra está suspendida, porque se
>emprendió sin contar con la manifestación de impacto ambiental requerida
>por la ley. Ni siquiera cuenta con un estudio de factibilidad, aunque la
>ruta cruza un desierto donde soplan vientos fuertes la mitad del año. Esta
>carretera nunca sería usada para transportar las embarcaciones mayores
>cuyos propietarios son los que más suelen gastar durante su estancia en
>México, y por mucho sólo podría servir a las embarcaciones chicas, las que
>se arrastran en tráilers y cuyos dueños casi no consumen nada en servicios
>turísticos de los que benefician a la población local. Viven en sus
>tráilers o en tiendas de campaña, y pescan su propia comida para
>complementar lo que han traído de Estados Unidos. La razón obliga a
>deshacer lo construido hasta ahora del puente terrestre, y a dejar de tirar
>los cirios, árboles endémicos que no existen en otra parte del mundo.
>
>Por la carretera transpeninsular, empezando poco después de Enseñada, a
>cada 10 kilómetros se ha plantado un letrero que anuncia la distancia que
>falta para llegar a la Escalera Náutica (296 kilómetros, 286 kilómetros,
>etcétera), hasta que por fin el ilusionado viajero se topa en el kilómetro
>cero con un conjunto turístico hecho y abandonado por Fonatur, en la época
>de Echeverría, justo donde principia el camino a Bahía de los Angeles. El
>conjunto destartalado consiste en una gasolinera, una cafetería y un
>tráiler park. Hasta ahora los letreros han servido para detonar una
>especulación desenfrenada de tierras. Para hacer que el público saliera de
>la carpa, el empresario cirquero P.T. Barnum ponía letreros que decían “Por
>aquí el egreso” y la gente confluía para ver este fenómeno desconocido que
>no era otra cosa que la salida. Como los letreros que indican el camino a
>algo que aún no existe, ni que tenga posibilidad alguna de cumplir con las
>expectaciones que despierta en la población, así será la Escalera Náutica
>en su actual forma, inflada y grotesca: un camino que desemboca en la nada.
>
>El Mar de Cortés, conocido como el acuario del mundo, alberga a la ballena
>gris, al tiburón-ballena, al león marino, a cinco especies de tortuga
>marina, a la vaquita marina (en severo peligro de extinción), y a más de
>800 especies de peces. En la tierra que lo rodea habitan 65 especies de
>reptiles, 40 de mamíferos, 134 aves terrestres, 600 especies de plantas y
>el famoso borrego cimarrón, también en peligro de extinción. El área
>incluida en el proyecto desmesurado de Fonatur atañe al 40 por ciento de
>las áreas naturales protegidas de México, entre las cuales cuatro reservas
>de la biosfera y parques nacionales como el Desierto del Pinacate, la
>Sierra de San Pedro Mártir, Loreto y la Isla Angel de la Guarda.
>
>Según John McCarthy, director general de Fonatur, la Escalera Náutica, que
>pretende establecer una red de unos 20 puertos y marinas, a intervalos de
>120 millas náuticas, y captar 5.3 millones de turistas náuticos, va a
>generar 3 mil millones de dólares y 60 mil empleos para el año 2015,
>beneficiando a los estados de Baja California Norte, Baja California Sur,
>Sonora, Sinaloa y Nayarit. Pero no es cierto. Por los resultados del
>estudio de mercado y las amenazas ambientales irreversibles, urge repensar
>y redimensionar la escala y las pretensiones de la Escalera Náutica antes
>de que se destruyan irremediablemente los ecosistemas frágiles y únicos de
>Baja California y del Mar de Cortés y se llene la región de proyectos
>económicamente inviables que se irán abandonando, dejando elefantes blancos
>por doquiera. No hay que repetir destrozos como lo ocurrido en Santa
>Rosalillita, porque es más que obvio que no existe un mercado para marinas
>en la costa del Pacífico de Baja California. Y sobre todo, es imperativo
>que la Semarnat exija los estudios de impacto ambiental regional y locales,
>y que haga cumplir la ley.
>
>Se deberían concentrar los esfuerzos y los recursos económicos en los
>lugares que tienen potencial turístico comprobado, como son Ensenada, Los
>Cabos, Loreto, La Paz, Mazatlán y Guaymas-Puerto San Carlos (en Sonora).
>Habrá que olvidarse de hacer marinas permanentes en la costa del Pacífico,
>y en lugares tan sensibles como Bahía de los Angeles (rebautizado por
>Fonatur con el nombre de Coronado, en una finta para atraer a
>inversionistas norteamericanos y despistar a los ambientalistas) y Bahía
>Kino. En sitios como Bahía de los Angeles, Punta San Carlos, Punta
>Abreojos, San Juanico y San Luis Gonzaga se deberían usar marinas
>flotantes, las cuales casi no ocasionan impactos ambientales por no
>requerir de dragados ni de modificación de las costas, y son menos
>costosas. Además de que son fáciles de quitar si no resultan rentables. Los
>inversionistas del otro lado se burlan del proyecto tal como existe, y
>afirman que los mexicanos no entienden para nada el mercado estadunidense.
>Por otra parte, como dice el doctor Serge Dedina, director de Wildcoast,
>”es incongruente que Fonatur recurra al nacionalismo obsoleto para atacar a
>los grupos ambientalistas de Estados Unidos que han manifestado sus
>preocupaciones legítimas sobre ese proyecto cuando el enfoque entero del
>mismo está dirigido a los turistas y a los inversionistas de ese país”.
>
>En lugar de la destructiva Escalera Náutica habría que elaborar una
>Escalera Ecológica que promueva el ecoturismo de bajo impacto y las pescas
>deportiva y sustentable. Este mercado es mucho más vasto que el de los
>propietarios millonarios de yates. ¿O ya están demasiado avanzadas las
>inversiones de los funcionarios y sus socios para que se reduzca el jugoso
>negocio que defraudará a los mexicanos de la región y destruirá una de las
>más bellas partes del planeta, la cual, para nuestra fortuna, se encuentra
>en México?
>
>Correo electrónico: editorial@reforma.com

——-MAS INFORMACIÓN Y FOTOS ABAJO——-

Lunes 23 de mayo de 2005
 Obras suspendidas, pese a la inversión de $386 millones
La Escalera Náutica, proyecto fantasma
 Es la joya turística foxista; Fonatur, aún sin muchos permisos
ANGELICA ENCISO L./ I
El proyecto Mar de Cortés -antes Escalera Náutica- anunciado por el presidente Vicente Fox como “el nuevo icono del turismo mexicano y una ventana de esperanza para el futuro”, es todavía una visión y se perfila como un nuevo fracaso de desarrollo de este gobierno.
En el plan turístico de este sexenio, previsto para explotar el “acuario del mundo”, bosquejado para cinco estados con el fin de promover el turismo náutico y la inversión privada, se han invertido 386 millones de pesos, pero aún no se observan los resultados: las principales obras están suspendidas, las escalas náuticas siguen inutilizadas y el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) no ha obtenido todos los permisos legales ambientales.
Aun así se prevé ejercer en 11 meses alrededor de 800 millones de pesos -en total serán mil 200 millones de 2001 a 2006- para dejar “los cimientos” del desarrollo, señaló la empresa pública. En visitas por Baja California, se ven como únicos vestigios de la inversión una olvidada y azolvada dársena en el pueblo de Santa Rosalillita, caminos inconclusos y un enorme anuncio institucional en esa zona.
“No hay absolutamente nada”, reconoció el director de Impacto Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Ricardo Juárez Palacios, quien hace unas semanas hizo una visita a la región para verificar el estado de las cosas y tiene en evaluación 10 manifestaciones de impacto ambiental (MIA) de las denominadas escalas náuticas.
Pese a que se había anunciado que en 2004 daría principio la construcción de 17 escalas náuticas, aún no han comenzado los trabajos. Fonatur prevé que en noviembre estarán listas para operar las instalaciones de seis sitios: Puerto Peñasco, Santa Rosalía, Santa Rosalillita, Puerto Escondido, La Paz y Mazatlán, así como el primero de los circuitos turísticos integrales, sostuvo en entrevista el subdirector del proyecto, Eduardo Rincón Gallardo. Sin embargo, estos proyectos aún no han recibido la autorización de parte de la Semarnat.
Este ambicioso proyecto turístico se planeó para 21 por ciento del territorio nacional y se propone en 27 comunidades costeras para establecer 29 escalas náuticas, de las cuales 15 ya existen, aunque 11 se deben rehabilitar y las otras 14 se construirían. Estos sitios serían de tránsito y tendrían la función de proveer de servicios básicos a la navegación y ser la puerta de entrada a las regiones turísticas de Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa y Nayarit, explicó.
Es la región que ocupa el cuarto lugar mundial en riqueza biológica, zona semivirgen donde se reproducen la ballena gris, el tiburón ballena y hábitat único de la vaquita marina, mamífero en riesgo de extinción. Aquí, con el proyecto, se busca desplegar el espacio a 50 mil embarcaciones privadas hasta 2014, acoger a alrededor de 5.3 millones de turistas y crear 29 mil empleos fijos.
La idea inicial de Fonatur en 2001 consideraba 20 aeropuertos, un número indefinido de gasolineras, hoteles, condominios, deportivos y campos de golf, pero la Semarnat lo rechazó. Después autorizó un estudio general con 18 condicionantes y pidió que para cada obra turística o de infraestructura se presenten estudios de impacto ambiental.
Apenas en los primeros días de mayo el fondo envió a la Semarnat siete manifestaciones de impacto ambiental para su aprobación, que se sumaron a las tres que tenía en evaluación la dependencia, y cuenta con 60 días hábiles para resolverlas. Las comunidades tienen 10 días para solicitar una consulta pública, a partir de que se publique el aviso del ingreso de los documentos en la página de Internet de la dirección de Impacto Ambiental.
Para abril de 2006 se prevé entregar 11 escalas náuticas, cinco circuitos turísticos en operación y cinco localidades costeras renovadas; aunque no se han comercializado las franquicias, la venta de éstas deberá concluir en 2007, señaló Rincón Gallardo.
Sin embargo las obras básicas no han concluido. Es el caso del puente terrestre que enlazará la península de Baja California con el territorio continental, que fue clausurado por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes por carecer de estudios ambientales. Esta dependencia todavía no cubre la multa de 800 mil pesos que se le impuso, pero acordó hacer el pago por medio de campañas promocionales.
Obras en el aire
La escalera náutica es un viejo proyecto. Fue ideado hace un cuarto de siglo por Guillermo Rosell, titular de Turismo en el gobierno de José López Portillo, quien trató de llevarlo adelante y no lo logró. Durante la campaña presidencial de 2000 fue bandera de campaña del ex candidato del PRI a la Presidencia Francisco Labastida, y, una vez en el gobierno, Vicente Fox lo retomó por medio de Fonatur, con John McCarthy a la cabeza.
El 23 de enero de 2001, en La Paz, a pocas semanas de ocupar la Presidencia de la República, Fox anunció ante los gobernadores de Baja California, Baja California Sur, Sonora y Sinaloa, “el gran proyecto de la Escalera Náutica”, que diversificaría las posibilidades de turismo y ampliaría la capacidad de desarrollo, para “evitar el congestionamiento de lo que ya está en marcha”. Más adelante se anunciaría la incorporación de Nayarit y se cambiaría el nombre por la marca con la que se le promueve internacionalmente: Mar de Cortés.
Para este sexenio se consideró una inversión de alrededor de mil 200 millones de pesos, de los cuales hasta ahora se han gastado 386 millones. En los meses que restan a esta administración se ejercerá la mayor parte: en las obras de las escalas náuticas se invertirán 500 millones de pesos; para la promoción y difusión de los circuitos turísticos, 117 millones de pesos, y en la renovación urbana de cinco poblados, 250 millones de pesos, puntualizó Rincón Gallardo. Sostuvo que de esos recursos 308 millones de pesos son fiscales y el resto son de Fonatur.
Parte de este dinero, argumentó, se ha destinado a la elaboración de manifestaciones de impacto ambiental particulares de las escalas náuticas, pero la dirección de Impacto Ambiental de la Semarnat tan sólo ha recibido 10 de las 29 previstas, informó Juárez Palacios.
“En los próximos meses, terminando los procesos de construcción los recursos se van a ver. Los cimientos han sido la manifestación de impacto ambiental general, ya aprobada, que tardó dos años en concretarse. Consensuar el estudio ha sido largo y también los planes maestros; se ha invertido en tecnología y en presentar todo esto a las autoridades. Ahora viene la inversión física. Se verán las carreteras, los señalamientos”, indicó Eduardo Rincón en entrevista.
Las escalas, detalló, son instalaciones sencillas, tienen un pequeño muelle y estacionamientos; los edificios serán del mismo tipo en todos los casos, con baños y oficinas. Agregó que también se han adquirido algunos terrenos, aunque otros los donaron los gobiernos.
Fonatur definió que para la etapa 2001-2006 se crearía la infraestructura básica para desplegar la actividad náutica e impulsar la inversión privada, y en 2015 comenzaría la estabilización del proyecto. Entre lo básico está el puente terrestre para el traslado de embarcaciones del Pacífico al Mar de Cortés; cuatro rutas de internación para embarcaciones remolcables; una red de aeropuertos y aeródromos de apoyo, y un sistema para la distribución y venta de combustible. De esto, poco se ha concretado.
Para mejores tiempos
El puerto de abrigo se comenzó a construir en 2001 en Santa Rosalillita, y las obras del puente terrestre están suspendidas “hasta que se regularice la situación que lo llevó a construirse sin la autorización inicial. No hay una sola obra que se esté realizando. Esperamos que este freno que se puso para que ambientalmente las cosas se hicieran mejor esté siendo aprovechado por las instancias promotoras y estén preparando sus manifestaciones para regularizar lo que habían iniciado mal”, agregó el director de Impacto Ambiental. Destacó que lo único que se ha hecho es la apertura de la brecha de Santa Rosalillita hasta la carretera transpeninsular, vía que existe desde hace mucho, y la ampliación que se quería hacer está en suspenso.
Hasta ahora la SCT no ha actualizado la información de esas construcciones, y respecto a las 10 manifestaciones de impacto ambiental particulares de las escalas que se acaban de enviar a la Semarnat, todavía están en análisis, por lo que la conclusión de las construcciones en la fecha prevista por el organismo dependerá de si dispone de los recursos, consideró Juárez Palacios.
En cuestiones materiales es muy poco lo que se ha avanzado. De los estudios que Fonatur presentó para su aprobación hay varias escalas que son de rehabilitación, como el caso de Guaymas, Mazatlán, La Paz, Puerto Peñasco y Loreto, mientras que las nuevas son Santa Rosalía y Puerto Escondido, explicó el funcionario. Hasta el momento la dependencia no ha autorizado ninguno de estos proyectos.
De acuerdo con el libro que promueve el proyecto, es un plan prioritario para el gobierno federal y responde a las políticas públicas de la Presidencia; “representa una oportunidad de desarrollo para la población y para conservar el ecosistema de la región”. Mar de Cortés requiere captar recursos para que a mediano y largo plazo se sostenga por sí misma, y también “crear un esquema de negocios que sea rentable para la participación privada”.

Anuncios

3 comentarios to ““ROSALILLITA, UNA ESCALERA QUE BAJó LA CALIDAD DE VIDA””

  1. si ademas don carlitos dio mucho que desir a puros enga;os nos traia a los trabajadores mientras le mandaban cutro mil o mas por alba;il y el los asia firmar por dos mil pesos por semana a trabajos forsados

  2. pobrecitos los del gobierno, engañando a la gente les regalaron la tierra para que hicieran su escalera nautica y llegara mas turismo y huebiera prosperidad, jajaja. A cambio claro esta gente iba a tener trabajo para sus hijos, nietos, todos los descendientes, pero de que? de lo que sea, barrenderos, talvez, o vigilantes, puede ser? pero con que sueldo? el mas bajo claro, porque ni siquieran son capaces de capacitar a la gente para su supuesta “prosperidad” y entonces que van a hacer a traer gente para que cubra las ncesidaes de su desarrollo y asi desplazar a los verdaderos dueños de esas tierras, creando periferias de pobreza y problemas sociales como ya lo vemos en Los Cabos. YA BASTA!!!!! La gente vive feliz, tranquila,comiendo pescado fresco, de todavia aguas no contaminadas por petroleo barato y malo que van a contaminarlo todo con esa escalera nautica.
    PERO A QUIEN LE IMPORTA, LO QUE NECESITAMOS ES VENDER EL TERRITORIO POCO A POCO Y HACER MAS RICOS A LOS RICOS, CLARO TODO ES POR LA MODERNIZACION Y EL DESARROLLO DE LA COMUNIDAD, VAH! QUE SE LO CREAN OTROS, YO YA NO.

  3. La escalera nautica, un impacto visual horrible para una bahia muy bonita, no generan empleo a los habitantes, no tiene ninguna remuneracion para ellos, y a cambio les dejan esa “prosperidad” prometida desde hace tantos años y que realmente no avanza ni sirve, ya que se sabe que estrategicamente esta mal situada, que no va a funcionar y que es dinero mal gastado y que realmente quien sabe en bolsillos de quien queda. Mejor pongan escuelas!!!!!! eso si hace falta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: