“PUNTA BANDA, DESTRUCCIÓN DE PATRIMONIO X DOLARES”

"Sus dolares estan destryendo identidad medio ambiente"

107 hectáreas de La Lobera podrían convertirse en un mega complejo turístico-residencial.

Punta Banda: Beneficios y riesgos

El problema es que la zona elegida por inversionistas norteamericanos y mexicanos presenta una falla geológica. Además, es considerado un sitio arqueológico perteneciente a la etnia yumana. Por si fuera poco, se anticipan daños considerables a la ecología. Aún así se anticipa que el multimillonario plan traerá grandes avances económicos a la región.

Javier Cruz Aguirre

En estas fechas, los rumbos posibles de Punta Banda son opuestos luego de que el gobierno federal estudia la posibilidad de dar permiso de construcción a un desarrollo turístico-inmobiliario en 107 hectáreas del paraje La Lobera, al sur de Ensenada.

Por un lado, la iniciativa multimillonaria, respaldada por inversionistas estadounidenses asociados con mexicanos, representa una inversión de 421 millones 281 mil 900 dólares en los primeros seis años, incluyendo la compra de terrenos y la construcción de la infraestructura hotelera, lo que se supone acarreará una derrama económica importante en toda la Bahía de Ensenada.

Por el otro, pesan diversos riesgos que el mega proyecto podría acarrear al registrarse ahí una falla geológica, aunado al probable deterioro ecológico del lugar y los efectos negativos que ocasionaría en lo que también debería llegar a considerarse parte del patrimonio cultural de los bajacalifornianos.

Desde el punto de vista socioeconómico, el proyecto La Lobera permitirá el desarrollo de un turismo de alto nivel, lo que coadyuvará de manera directa a la puesta en marcha de otros proyectos similares con la necesidad de mayor empleo, mejor capacitado y remunerado.

Esto lo apuntan Brady Dan Oman y Brian Tucker, gerente general y apoderado general, respectivamente, de la empresa “To Developers, S. de R. L. de C. V.”, desarrolladora, junto con 11 mexicanos, a través del fideicomiso número 248274, del proyecto La Lobera.

Los interesados recordaron que actualmente el área de Punta Banda sólo brinda servicios a sus visitantes de posada y campamento, en algunos casos, por lo que su proyecto permitirá elevar la oferta y calidad de oferta periférica en la zona.

Con base en la memoria de cálculo del proyecto, se estima una tasa interna de retorno de inversión del 28 por ciento durante los primeros años de operación del proyecto, es decir 117 millones 958 mil 932 dólares.

Asimismo, el complejo turístico residencial aportará a las autoridades mexicanas la idea de crear nueve Unidades de Paisaje que formarán el Sistema Ambiental de la Península de Punta Banda, impulsando así la evolución ordenada y sustentable de toda el área.
En cuanto a los aspectos sociales, los impactos durante las etapas de preparación del sitio, construcción y operación, requerirán de un promedio de 200 trabajadores en los 50 meses de construcción, y se generarán hasta 150 empleos directos permanentes una vez funcionando las diferentes etapas del proyecto.
“La implementación adecuada de buenas prácticas ambientales, así como de las medidas de mitigación y compensación propuestas por la empresa, permitirán reducir hasta en un 52.79 por ciento el impacto ambiental total generado por el desarrollo del proyecto”, terminan afirmando los inversionistas.

En riesgo de sismos

No obstante las buenas intenciones, también hay que considerar que el plan pretende llevarse a cabo en una zona de fallas tectónicas que pese a no tener actividad histórica registrada, puede generar un temblor de hasta ocho grados en la escala de Mercalli. Por si fuera poco, el lugar es considerado un sitio arqueológico cercano a los10 mil años de antigüedad.

Pese a ello, el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) que los extranjeros presentaron el 26 de junio a la Secretaría del Medio Amiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) ignoró los efectos que el complejo turístico residencial y campo de golf tendrá en el asentamiento de la etnia yumana.

Enterados de su error los norteamericanos Brian Christopher Tucker y la empresa Arcos del Mar, LLC, que en octubre pasado crearon en Tijuana la sociedad mexicana “To Developers, S. de R. L. de C. V., para desarrollar La Lobera”, dijeron estar dispuestos a crear un plan de conservación específico para este acervo cultural.

Pero el espeleólogo ensenadense Carlos Lazcano Sahagún, autor de diversos libros históricos y arqueológicos de la península de Baja California, Chihuahua y otras entidades del país, así como especialista en los primeros asentamientos humanos de la Bahía de Ensenada, anunció que presentará una petición formal al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para que intervenga en la conservación del antiguo asentamiento kumiai.

“Espero que en esta ocasión la mediación del INAH sea más contundente y enérgica, pues hace cuatro años denuncié ante la misma instancia que los propietarios de La Lobera, al abrir un camino de terracería en la zona, destruyeron parte del conchero (campamento estacional de los primeros residentes de la bahía) y la respuesta del instituto fue muy tibia, dejando de sancionar a quienes destruyeron parte del patrimonio de los mexicanos”.

En aquella ocasión, recordó el ex funcionario de Turismo en Chihuahua, los propietarios del predio también destruyeron una gran cantidad de matorral costero imperante en la zona, como agave, salvia, artemisa y diversas especies cactáceas, entre ellas el cactus de barril, o biznaga barril verdosa, listada en la Nom-959-SEMARNAT-2001.

Hoy, en su MIA, los inversionistas, aliados en un fideicomiso con los propietarios mexicanos del predio y el banco HSBC, S. A., estiman que su proyecto provocará la modificación de 93.05 hectáreas de vegetación y que el área de conservación es de 13.24 hectáreas, decisión que se contrapone a las recomendaciones que científicos y especialistas les hicieron antes de que presentaran su estudio ambiental.

Por si fuera poco, los maestros en ciencias Juracy Soares, especialista en peligros naturales, y César García, especialista en manejo de zona costera, en un reporte de riesgos del proyecto hecho para la empresa con base el trabajo de campo realizado en febrero y marzo del 2008, encontraron que la desestabilización de las laderas y su vegetación por la construcción del camino a La Lobera es un peligro potencial en épocas de lluvia.

“El agua (de lluvia) escurriría de los cerros en mayor cantidad y con mayor energía, llevando consigo material intemperizado a manera de aludes de lodo y se producirá un desgajamiento del camino”, comentaron.

Por ello recomendaron a los inversionistas reforestar inmediatamente la cobertura vegetal que pueda ser afectada con las obras del proyecto y proteger al máximo la existente, conservar en la medida de lo posible la vegetación natural para no desestabilizar las laderas y conservar en lo posible las condiciones naturales de los ecosistemas presentes en el área, lo cual será un atractivo para el proyecto.

El ambicioso plan

El pasado 25 de junio HSBC, S. A., México, presentó ante la SEMARNAT la Manifestación de Impacto Ambiental del proyecto “Construcción y Operación del Desarrollo Turístico-Inmobiliario La Lobera”, ubicado en Punta Banda.

El ministerio ambiental determinó resolver el trámite a más tardar el próximo 18 de septiembre, pero el 12 de agosto ya estaba en proceso de entregar su resolución al promotor.

Las obras a desarrollar en un plazo de 50 meses, dividido en tres fases, son:

Un campo de golf de 18 hoyos en una superficie de 43.62 hectáreas, casa club, club de playa, un hotel tipo boutique con 40 habitaciones, 81 villas en siete predios, 67 lotes unifamiliares en 10 áreas del predio, dos plantas de tratamiento de aguas residuales que recibirán hasta 60.2 litros de agua, una planta desalinizadora que abastecerá con hasta 75.25 litros por segundo de agua potable al complejo turístico, instalaciones para mantenimiento, vialidades internas e infraestructura y un tanque de almacenamiento de agua.

En una segunda etapa el proyecto contempla la construcción de una marina para el atraque de 10 embarcaciones de recreo (yates, catamaranes y/o veleros).

El banco, en su calidad de fiduciario, afirmó que ya cuenta con los siguientes permisos: Factibilidad municipal de uso de suelo; construcción de un pozo de profundidad para la extracción de aguas salobres; instalación y operación de una planta desaladora; construcción y operación de una rampa de botado para embarcaciones menores; construcción y operación de un camino de terracería en el predio rústico La Lobera.

Asimismo se adquirió una concesión de Zona Federal Marítimo-Terrestre y Ambiental de 7.35 hectáreas de extensión.

El fideicomiso se contrató el 15 de noviembre del año pasado. Lo integran los dueños del predio: Jorge David y Rubén Eduardo Llerenas González; Marco Antonio, Rubén Esteban y Viviana González Valdez; José Zenón y Alejandro Ibarra González; Melida, Sonia, Marco Antonio, Rubén Gonzalo y Mérida González Castro, y Rubén González Peña.

El recurso también le pertenece a la empresa To Developers, S. de R. L. de C. V., la cual se obligó a aportar 37 millones 583 mil 280 dólares –la inversión total es de casi 150 millones de dólares– para llevar a cabo la planeación, desarrollo, construcción, comercialización y administración del proyecto denominado Desarrollo Habitacional y Vacacional La Lobera Punta Banda.

Aseguran protección al medio ambiente

En su Manifestación de Impacto Ambiental el banco fiduciario, que contrató al despacho Gestión y Asesoría en Ingeniería Ambiental para realizar ese documento, reporta que algunos de los principales problemas ambientales de la zona que no afectan el predio, son la fragmentación del suelo, las zonas descubiertas de vegetación y la falta de agua.

Asimismo, que los impactos radicales que se prevén al final y que prevalecerán durante toda la vida útil del proyecto, son la disminución de una superficie de vegetación nativa, la reducción de espacios para la distribución y desarrollo de la vida de las especies de fauna, y la producción constante de agua de rechazo por la operación de plantas de desalinización y por ósmosis inversa.

En total el proyecto estima que la salmuera que se producirá durante la desalación de agua salobre es de aproximadamente 112.8 litros por segundo, y que la descarga de este producto será superficial al mar y cercana a la costa ya que por efecto de las mareas y corrientes superficiales producidas por el viento, la salmuera se dispersará y mezclará en el océano sin afectar el medio ambiente.

Reconoce también que en la misma región La Bufadora-Punta Banda existe un sistema de fallas geológicas denominado Coronado-Agua Blanca y que la zona del proyecto es afectada principalmente por la falla denominada “Agua Blanca”, que en la región ha formado cañadas, cañones, valles en escalón, sierras, corta y desplaza abanicos aluviales, y específicamente en el cabo genera un gran escarpe, cañones y terrenos aluviales (de origen fluvial, poco evolucionados aunque profundos).

Al respecto el estudio de riesgos los maestros Soares y García destacaron que en cuanto a tectónica y actividad sísmica, en caso de rompimiento del vector noroeste de la Falla de Agua Blanca con un temblor postulado de magnitud 6.9, la intensidad esperada en la zona para el desarrollo de la ladera sería de 8 en la escala de Mercalli Modificada.

El mismo valor de riesgo se pronostica en el área de La Bufadora, “sitio incansablemente visitado por los turistas y locales desde hace una década, sin que hasta el momento se haya detectado una catástrofe debido a terremotos”.

Por ello proponen: no construir vivienda al menos 50 metros sobre la terraza superficial de la falla, como medida de seguridad, hacer una ruta alterna para casos de contingencia (temblor o incendio), así como elaborar un programa de contingencia ante un incendio forestal, promoviendo la rápida reforestación para estabilizar terrenos.

Al igual, aconsejan edificar una zona de seguridad protegida por un rompeolas para la ubicación de naves de traslado en caso de emergencia, y destacan que la carretera de acceso recientemente asfaltada presenta deficiencias en su construcción a pesar de ser relativamente nueva.

“En el camino de acceso a La Lobera, el material producto de los cortes se dejó caer laderas abajo, eliminando la vegetación, y como consecuencia, produciendo un aceleramiento en la erosión y por ende la desestabilización de la misma ladera, lo cual implica mayor esfuerzo y costo de mantenimiento, además de asentamientos”.

Determinaron asimismo que las obras de conducción del escurrimiento de agua de lluvia son inadecuadas ya que por un lado terminan prácticamente en el límite del camino, “lo cual dará como consecuencia erosiones localizadas” y, por otro, podrían ocurrir posibles inundaciones en la vía por el proceso de azolve del tubo de drenaje, por lo que puede haber incomunicación y mayores daños al camino por el paso de equipo y maquinaria pesada al sitio de construcción.

Estos riesgos afectarán no sólo al complejo turístico inmobiliario, sino también al resto de los asentamientos humanos instalados en la península Punta Banda, como son la Rinconada Punta Banda, el ejido Rodolfo Sánchez Taboada, el poblado Agua Caliente y los campos número 1 y 3 del ejido Esteban Cantú, todas ellas con menos de dos mil habitantes.

Particularmente voluble es el centro turístico La Bufadora, que a decir del alcalde Pablo Alejo López Núñez es visitado anualmente por aproximadamente 350 mil personas.

Los riesgos detectados por los científicos en la península también afectan dos proyectos de inversión pública recientemente anunciados por el gobierno a nivel estatal y municipal.

El primero de ellos es la construcción de una carretera a cuatro carriles y una longitud de 100 kilómetros, que correrá entre La Bufadora y Punta Colonet, lugar en donde se pretende construir una terminal portuaria comercial e industrial de talla mundial.

El segundo es la creación del Plan Integral “Corredor La Bufadora” con una inversión de 100 millones de pesos, que se destinará al reordenamiento de su infraestructura, instalación de servicios, nuevos miradores al atractivo marino, pavimentación y ampliación y mantenimiento de la carretera Maneadero-La Bufadora.

Sin embargo, aún con los riesgos identificados en la zona, los inversionistas estadounidenses aseguran que el proyecto es factible y seguro. También que para llevar un desarrollo turístico armónico, es necesario desarrollar programas de aprovechamiento y crecimiento que contemplen tanto el equilibrio ecológico de los recursos naturales, como el potencial turístico de la zona que pretende utilizarse.

Por ello concluyeron que “las condiciones ambientales del sitio no son totalmente prístinas, ya que se observa la presencia de diversas vialidades, principalmente caminos rurales, así como alteración de la vegetación por remoción en ciertas áreas y la construcción de infraestructura, por lo que las condiciones ambientales no son del todo inalteradas” y por ello su proyecto, a pesar de los riesgos, terminaría por beneficiar a la región.


9 comentarios to ““PUNTA BANDA, DESTRUCCIÓN DE PATRIMONIO X DOLARES””

  1. Soy Juracy Soares. Deseo comentar sobre la nota de Javier Cruz, renombrado periodista a quien respeto por siempre tratar de llevar a cabo un tipo de periodismo veraz.
    Quiero aclarar que su nota está incompleta. Las personas que hicimos el estudio estamos a FAVOR del desarrollo de La Lobera y precisamente, el estudio que realizamos fue fue solicitado y pagado por los dueños del predio, quienes se han preocupado por intentar combinar el Desarrollo con la Protección al Medio Ambiente. Lo que menos deseamos es que se nos ‘utilice’ para una guerra política, sin ser entrevistados y sólo poniendo pedazos del informe presentado.
    Por otro lado debo mencionar que el estudio que hicimos, UNICAMENTE se refiere a La Lobera, no a la Rinconada, ni al Ejido Schz. Taboada, al poblado de Agua Caliente ni al Ejido Esteban Cantú.
    Tampoco se nos ha solicitado estudio alguno para la evaluación de riesgo en la construcción de la carretera de 4 carriles, por lo que habría que preguntarle a Javier Cruz, de dónde ha tomado esa información que nos adjudica.
    Considero que bien se puede combinar un desarrollo de esta naturaleza con un buen manejo ecológico de la zona.
    A sus órdenes para cualquier aclaración, me despido sincera y respetuosamente.

  2. Dinerito habla y mas si es en dolares no?…Que se destruya el patrimonio regional,que importa,alcabo que nos van a dar 15o empleos no?de que ,bartenders,jardineros,recamareras,o si bien te va recepcionista…eso …inversionistas destruyan a su antojo..no importa que la naturaleza reclame con furia lo que le quian y nos quitan…bravo…bravo felicidades idiotas.me despido sincera y respeuosamente claro.

    • Ramon,
      Me imagino que vives bajo un árbol, al aire libre, comes lo que siembras y vistes solo para quitarte el frió y no conduces automovil, digo solo así podría una persona insultar como IDIOTA a otra por contruir y desarrollar una propiedad, porque TODAS nuestras casas ocupan terreno que una vez fue NATURAL y donde habitaban aves y animales silvestres, mas bien yo creo que el idiota eres TU, y aparte hipócrita. El que este libre de pecado que aviente la primer piedra.

      • Creo que te dolio mucho lo de los dolaritos, quiero pensar que no eres de la Baja verdad?

  3. http://cmicbc.wordpress.com/2010/01/12/punta-colonet-puerta-de-entrada-a-asia/

  4. Estupidos inversionistas, ya sabemos que tambien Don telefonos se adueña de Bahia de los Angeles, si ya tienen Cancun, Los Cabos, Acapulco, pero no les basta, quieren mas verdad? porque no terminan de acabarse a Ensenada como ya lo estan haciendo con sus disque inversiones pero como ya les enfado ahora si se van al sur verdad?, solo por sus dolaritos, que les sirvan de algo. ahora solo falta que se acaben NUESTRA Baja California, mal nacidos.

  5. Wow! Si que existe mucho resentimiento por este tipo de tema, pero no entiendo, es porque extranjeros vienen a desarrollar? Pregunto: Existe alguna diferencia si es Mexicano o Extranjero?

  6. AL PASO QUE VAMOS LAS FUTURAS GENERACIONES PAGARAN UN DINERAL PARA DISFRUTAR DE UNA BELLA PLAYA .. ESTOS GOBIERNOS VENDE PATRIA LOS TENEMOS DE ADORNO VENDIENDOSE AL CAPITAL EXTRANJERO.. EA, EA, EL PAN SE TAMBALEA.

  7. no cabe duda que como dijo algun genio., es mas facil desacer un prejuicio que un atomo., piensen antes de asumir una responsabilidad ., no creen mejor un proyecto bien hecho que una fabrica de atun , o un cicese que no protegio la flora y fauna de la region, fue necesario para el desarrollo mismo natural del ser humano o no… a ver quien dice que la uabc no contamina … o alguien me puede decir lo contrario…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: