“CULTURA”, ¿conoces su definición?, “tu como la definirías”

¿Es necesaria una definición de cultura para el análisis e investigación cultural?  
Tal vez sea “cultura” uno de esos conceptos escurridizos que difícilmente pueden definirse; pero, al mismo tiempo, constatamos que cualquier persona tiene acceso, aunque sea de manera intuitiva, a su significado.

Diseño y fotografía: Alfonso Cardona S. ©

 

¿Es o no definible el concepto de cultura?

¿Es necesaria una definición para saber a lo que nos referimos cuando usamos este término?

¿Podemos entendernos cuando en un diálogo intercultural hablamos de cultura si cada quien (cada teoría) aporta un significado distinto?

¿Cómo decidiríamos el significado y el contenido de las prácticas sociales (y del diálogo intercultural) si faltara un concepto de cultura que sirviera como clave para su interpretación?

 

Este planteamiento no es trivial, como se desprende de los cuestionamientos que hace Marshall Sahlins en el documento titulado A Brief Cultural History of Culture, preparado para la Comisión Mundial de Cultura y Desarrollo, agosto de 1994.

“Cuando no se distingue entre ‘cultura’ en el sentido humanista del término y ‘cultura’ en su acepción antropológica, es decir, el conjunto de rasgos distintivos que caracterizan el modo de vida de un pueblo de una sociedad, se origina gran confusión, tanto en el discurso académico como en el político. Desde el punto de vista antropológico, la expresión ‘relación entre cultura y economía’ carece de sentido, puesto que la economía forma parte de la cultura de un pueblo… En efecto, la ambigüedad de una expresión semejante constituye el principal escollo ideológico para la Comisión: ¿es la cultura un aspecto o un instrumento del desarrollo, entendido en el sentido de progreso material o es el objetivo y la finalidad del desarrollo, entendido en el sentido de realización de la vida humana bajo sus múltiples formas y en su totalidad?

Hay además significados fosilizados en el uso cotidiano que fragmentan la comprensión de ‘cultura’, como aquellos que la ven como un mercado de artesanías, o como los productos de la actividad artística como la música, la danza, la poesía, la literatura, entre otros.

 

Entre la gran diversidad de interpretaciones de ‘cultura’ encontramos inclusive el movimiento de la contracultura. ¿Cómo podría alguien oponerse a la cultura sin generar cultura? ¿O será que no hay cosa tal como “cultura”, sino prácticas y contenidos culturales, de modo que un tipo de práctica cultural pueda competir con u oponerse a otro?

 

Si el ámbito al que se aplica ‘cultura’ puede ser tan variado como para referirse a cualquier práctica social como “cultura del respeto”, “cultura de la impunidad”, “cultura de la corrupción”, “cultura del trabajo”, etc., ¿cómo extraer de estas prácticas tan contrastantes rasgos que las hagan comunes para poder entender a qué se refiere ‘cultura’ en cada caso?

 

También podemos encontrar, entre muchas otras formas de usar ‘cultura’, aquella que la ve como una entidad inmaterial (y tal vez sin contenido propio) a la que se recurre para explicar y justificar casi cualquier tipo de fenómeno o de evento. Si se pregunta por el significado de una acción o de un objeto mostrado por una persona, porque contrasta con lo que nos es familiar, respondemos que se debe a su “cultura”. Es como si se tratara de dos cosas distintas: la acción y el objeto, por un lado, y una entidad de tipo causal que se llama ‘cultura’, por el otro, de la que se deriva cualquier explicación. Una repuesta de este tipo nos da la sensación de haber comprendido de lo que se trata dicha acción o dicho objeto, sin necesidad de indagar más por el término ‘cultura’.   

 

Muy probablemente, entonces, podríamos suponer que ‘cultura’ puede ser un término que no necesita definirse para poder seguir usándolo, incluso, para llevar a cabo un estudio sistemático de la cultura.

 

De cualquier forma, quien necesita una definición, encontrará numerosos trabajos que la definen desde diferentes perspectivas. Cabe resaltar la propuesta por Clifford Geertz (1973) en su libro La interpretación de las culturas.

“El concepto de cultura que propugno y cuya utilidad procuran demostrar los ensayos que siguen es esencialmente semiótica. Creyendo con Max Weber que el hombre es una animal inserto en tramas de significación que él mismo ha tejido, considero que la cultura es esa urdimbre y que el análisis de la cultura ha de ser por tanto, no una ciencia experimental que busca leyes sino una ciencia interpretativa en busca de significaciones. Lo que busco es la explicación, interpretando expresiones sociales que son enigmáticas en la superficie.” 

Armando Verdín Galán

 

 

 

 

 

 

 

 


2 comentarios to ““CULTURA”, ¿conoces su definición?, “tu como la definirías””

  1. “EL CONCEPTO DE CULTURA ES PROFUNDAMENTE REACCIONARIO. Es una manera de separar actividades semióticas (actividades de orientación en el mundo social y cósmico) en una serie de esferas, a las que son remitidos los hombres. Una vez que son aisladas, tales actividades son estandarizadas, instituidas potencial o realmente y capitalizadas por el modo de semiotización dominante; es decir, son escindidas de sus realidades políticas.”

    http://caosmosis.acracia.net/textos/micropolitica.pdf

  2. es biem que cultura sea sentido humanista de terminado en sentido aficurado decir conjuntos de palabra la cultura libre es una corriente de persona que promueve la liberta y modificasion de trabajo credijos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: